La Ley del Vacío

En mi anterior post te hablaba de lo importante que es empezar el año con un propósito que te motive lo suficiente como para tomar acción y no desfallecer a mitad del camino con el pasar de los meses, algo que desgraciadamente suele ser habitual en muchos casos. Si no tuviste ocasión de leerlo, puedes hacerlo ahora aquí: ¿Cuál es tu nuevo propósito?

Como quiero seguir ayudándote a que perseveres en tu objetivo, hoy quisiera hablarte de algo que también considero que es importante que tengas en cuenta antes de ponerte manos a la obra. Y es que, con el comienzo de un nuevo año sentimos cierta necesidad de hacer limpieza y quedarnos sólo con aquello que sea verdaderamente necesario para nosotros a partir de esta nueva etapa, ya que sentimos que algunas cosas nos pesan demasiado y sólo nos ralentizan. Más aún, acumular cosas que no necesitamos tan sólo parece complicarnos la vida y hacérnosla más tediosa (yo fui consciente de esto cuando  hace tiempo realicé una mudanza y observé todo lo que había acumulado durante tantos años, dándome cuenta de que había almacenado muchas cosas que ni siquiera necesitaba respondiendo al típico ‘por si acaso’).

El hecho de hacer limpieza de aquello que ya no nos sirve nos ayuda a simplificar nuestra vida y a ponerla en orden. De este modo, tendremos por mano sólo aquello que necesitamos en esta nueva etapa y estaremos listos para proseguir con nuestro viaje sintiéndonos mejor y más livianos.

Por ello, hoy quisiera hablarte de la ley del vacío, de la que quizás ya hayas oído hablar alguna vez.

La ley del vacío nos dice que para que algo nuevo pueda entrar en nuestra vida es necesario hacerle un espacio. Esto va muy ligado con la ley de la atracción de la que te hablé en uno de mis posts (aquí te lo rescato para que puedas leerlo si no tuviste ocasión de hacerlo: Introducción a la Ley de la Atracción).

Es posible que el hecho de experimentar un vacío en alguna de las areas de tu vida te resulte incómodo, puesto que estamos muy acostumbrados a llenar nuestro tiempo y espacio de mil y una formas. Por eso, cuando se presenta inesperadamente un vacío en nuestra vida con el que no contábamos, nos sentimos extraños y temerosos de lo que pueda pasarnos a partir de entonces. No entendemos que, los cambios suelen ir precedidos de cierto caos, de cierta incertidumbre y como no, de un vacío temporal que más tarde será llenado con algo positivo y conveniente para nosotros.

Hoy te animo a que experimentes por ti mismo lo que la técnica del vacío puede hacer por ti y te doy algunos consejos para que te sea más sencillo empezar a ponerla en práctica:

  • Enfoca tu atención en una area específica.- Antes de volverte loco y empezar a deshacerte de todo lo que encuentres a tu paso es preferible que escojas una area en la que desees realmente hacer limpieza en estos momentos. De esta manera tendrás un pensamiento dirigido que te permitirá tomar las decisiones adecuadas
  • Visualiza tu recorrido .- Trata de visualizar cómo será tu recorrido a partir de este mismo instante, hacia donde te dirigirás y qué acciones necesitaras tomar en el camino. Por supuesto, siempre es bueno abogar por una actitud algo previsora en caso de que puedan presentarse ciertos imprevistos.
  • Determina aquello que realmente necesitas.- Quizás pueda parecerte una tontería, pero muchas veces creemos que todo lo que tenemos es necesario, cuando si nos paramos realmente a pensarlo veremos que no es así, que estamos acumulando infinidad de cosas debido a causas puramente emocionales. Esto sobretodo nos suele suceder con cosas que tienen que ver con nuestro pasado, que sentimos que de algún modo forman parte de nuestra identidad y nuestra vida. Habiendo visualizado el camino que nos queda por andar y centrando nuestra atención en el presente, debería sernos más sencillo distinguir aquello verdaderamente importante de lo que no lo es.
  • Ante la duda, espera un poco.- Es posible que a veces te cueste decidir lo que es realmente imprescindible de lo que no, o que no estés seguro de deshacerte de algo en estos momentos. En ese caso no te apures, tómate un tiempo para reflexionar sobre ello y haz uso de tu intuición para ganar algo de claridad; muy probablemente llegará el momento en el que no albergues ninguna duda respecto la decisión más precisa a tomar.
  • El vacío comprende lo material y lo inmaterial.- No pensemos sólo en cosas físicas cuando hablamos de crear vacío, podemos también dejar atrás infinidad de cosas inmateriales tales como hábitos, relaciones, pensamientos, y cualquier cosa que por lo general nos dificulte avanzar en nuestra vida. Lo ideal sería tener en cuenta ambos mundos para que el proceso de limpieza sea realmente efectivo y nos ayude a atraer los resultados esperados. 

Espero que te haya sido de utilidad lo que te he contado en este post para que ya no tengas más excusas y te pongas manos a la obra con aquello que decidas emprender este año. Por supuesto y como siempre, te invito a que me cuentes tu experiencia con el uso de esta maravillosa herramienta en los comentarios 🙂 .

¡Nos vemos en el próximo post!

12 comentarios sobre “La Ley del Vacío

  1. Hola Mar, gracias por este post.

    En mi experiencia hay que soltar para seguir avanzando y no poner mucha resistencia a ello. Admitir y ser consciente en que los tiempos de cambios traen incertidumbre, te permiten fluir y que el aprendizaje sea mayor. Casualmente el otro día leía algo así como: si estás es un tiempo de cambio y tienes miedo, piensa en todo lo bueno que trajo los anteriores cambios en tu vida. Esto no te quita el miedo del momento, pero te hace confiar en lo bueno que está por venir.

    Muchas gracias por abordar este tema.

    Un saludo,

    Me gusta

    1. ¡Hola Ana!

      Sin duda opino como tú, es muy importante no oponer resistencia a todo lo que nos acontece, especialmente aquellos cambios que aparentemente puedan parecer hasta ‘destructivos’ porque en un principio no entendemos lo que se esconde detrás de ellos.

      El tiempo siempre nos muestra el por qué de que las cosas sean de determinada manera, creo que este hecho también añade cierta emoción al asunto, porque no podemos ver la fotografía completa sino que vamos descubriéndola poco a poco.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,
      Mar

      Me gusta

  2. Hola Mar,

    Te diré que nunca antes había escuchado esto de la “teoría del vacío” y me ha resultado interesante. Sobre todo, porque sí la he experimentado, aunque sin ponerle nombre y apellidos.

    De hecho, creo que sienta tan bien, que me he vuelto adicta a ponerla en práctica. Eso sí, he de reconocer, como bien apuntas al final, que me resulta mucho más cómodo cuando se trata de materiales físicos, que cuando hablamos de actitudes propias o lastres que cargamos. Ahí sí es más complejo, supongo que porque no parece que esté ocupando un espacio físico. Sin embargo, anímicamente sentimos esa sensación de estar llenos y/o arrastrar situaciones que no nos aportan.

    Lo mejor diría que es trabajar continuamente e ir haciéndonos revisiones periódicas nosotros mismos.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. ¡Hola Conchi!

      Es muy cierto lo que dices, muchas veces prestamos más atención a lo externo y lo material que no a lo interno y más subjetivo, pero desde luego creo que ambos son igual de importantes.

      Quizás hemos aprendido a centrar mucho nuestra atención hacia el exterior, y no tanto hacia nuestro interior, cuando realmente es necesario conocernos muy bien y ser muy empáticos con nosotros mismos, para saber qué es lo que más nos conviene en cada momento.

      Me gusta la idea que propones de las revisiones periódicas, me quedo con ella para ponerla en práctica :).

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,
      Mar

      Me gusta

  3. ¡Hola Mar!

    Con el nuevo año, y en unas circunstancias diferentes a las de los anteriores, hay algo que me estoy planteando y que casi voy necesitando.

    Yo siempre he sido de marcarme propósitos. No como obligación pero sí como una guía que me ayudaba a poner foco.

    También he sido de hacer limpieza y también he sentido la ley del vacío.

    Con todo esto lo que quiero decir es que detrás de todos estos procesos de búsqueda (porque entiendo que detrás de ello busco algo positivo) siempre han venido sensaciones de angustia. Y todo esto para decir, que he decidido dar una vuelta de tuerca y hacer mi revisión y mis propósitos sin fecha concreta.

    Seguro que si escucho a mi cuerpo y mi mente, y pongo en practica los consejos que nos das, sabré cuando es el momento correcto de hacerlo, o quién sabe ¡quizás ni siquiera lo necesite! 😉

    Un abrazo

    Me gusta

    1. ¡Hola Amaya!

      Yo creo que das en el clavo cuando dices que debes escuchar a tu cuerpo y a tu mente, ellos son precisamente los que saben qué necesitas en cada momento.

      Las metas como bien dices nos indican donde debemos enfocarnos, pero lamentablemente muchas veces nos aferramos a ellas porque creemos que son las que definen nuestro sentido de valía personal, cuando en realidad son simplemente una faceta de nuestra vida, pero que en ningún caso deberían poner en peligro nuestra felicidad.

      Creo que las personas tenemos etapas y en cada etapa podemos tener prioridades distintas, por lo que es importante ser permisivos con nosotros mismos y nunca perder de vista el simple hecho de disfrutar de lo que hacemos. Me alegra que hayas adoptado una actitud más desapegada! 🙂

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,
      Mar

      Me gusta

  4. La ley del vacío ya lo había escuchado, que importante es el poder aprender el dejar ir. Pero para algunos no siempre resulta ser algo fácil. Para que algo entre, a veces es necesario sacar cosas e incluso personas.
    Que bonito post para reflexionar.
    Saludos.

    Me gusta

    1. ¡Hola Alexa!

      En efecto, no es nada fácil dejar ir las cosas a veces, sobretodo aquellas que han formado parte de nuestra vida durante mucho tiempo, pero desde luego es muy saludable aprender a soltar cuando uno lo necesita. A la larga nos sentimos más livianos y con la sensación de que hemos hecho lo correcto, listos para seguir andando y dar la bienvenida a todo lo nuevo que está por venir.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,
      Mar

      Me gusta

  5. Hola Mar,

    Es verdad que en nuestra vida acumulamos todo tipo de reliquias que no hacen sino bulto y poco más. Es interesante lo que cuentas, no lo conocía bajo el nombre ley del vacío pero lo he puesto en práctica alguna vez y sienta muy bien eso de hacer limpieza general, como dices tanto de cosas materiales como inmateriales.

    Un saludo.

    Me gusta

    1. ¡Hola Cristina!

      Sin duda estoy de acuerdo contigo, sienta muy bien de vez en cuando hacer limpieza a todos los niveles, es algo que considero saludable y que hace que las cosas puedan fluir mucho mejor. Creo que nos sentimos mejor sobretodo por el hecho de que en el fondo nos gustan las cosas sencillas, aunque muchas veces nos empeñemos en complicarlas.

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Un abrazo,

      Mar

      Me gusta

  6. No hay nada como las mudanzas para soltar lastre, no solo físico sino también emocional. Yo cada cierto tiempo siento la necesidad de vaciar para dejar espacio a nuevas cosas, sensaciones, ideas, etc. No hace falta tener un nombre para ello, para mi es la forma natural de evolucionar, llega un momento en que necesito respirar.

    Tener la costumbre de evaluar, observar y decidir que no es necesario y solo ocupa espacio, no solo físico, es muy sano a todos los niveles. Gracias por darnos mas razones para reflexionar.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. ¡Hola Raquel!

      La limpieza que hacemos surge como necesidad a un cambio que necesitamos hacer, y ello siempre es positivo. Como bien dices es una manera muy sana de evolucionar como seres humanos, de no estancarnos en lo viejo e innecesario y de dar la bienvenida a cosas mejores y más alineadas con nuestra nueva versión.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,

      Mar

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s