Categoría: Sin categoría

Tu sufrimiento es opcional

mg-i5a3355-hdr.jpg

El tema del post de hoy me interesa profundamente y quisiera que reflexionáramos juntos acerca del mismo. Lo vemos en todas partes, nos lo muestran la televisión y los medios de comunicación constantemente, lo percibimos en los ojos de otras personas y lo experimentamos en carne propia. No hablamos de una enfermedad o de un síndrome que se manifiesta sólo en algunos casos y en ciertas personas, sino de una condición que es inherente al ser humano. Hoy hablamos de sufrimiento.

El sufrimiento no es algo que precise ser definido, es algo que bien podríamos considerar ineludible en algún momento de nuestra vida, y sin embargo quizás haya una pregunta que podríamos hacernos más convenientemente : ¿Por qué sufrimos?.

Al preguntarnos sobre el por qué de nuestro sufrimiento quizás podamos experimentar cierta sensación de enfado o frustración, puesto que pensamos que es injusto lo que nos sucede, que a otros no les ha tocado y que el azar ha cargado en nuestra contra por alguna razón que desconocemos.

Bien, esa es una de las posturas que podemos adoptar para abordar el sufrimiento, pero quizás no sea la más conveniente, no crees?

Reflexionando un poco acerca de lo anterior, una nueva pregunta podría surgirnos: ¿Cabría la posibilidad de que en realidad estemos eligiendo sufrir en muchas ocasiones sin darnos cuenta? Numerosos libros nos hablan precisamente de ésto y tratan de advertirnos acerca de la relación tan estrecha que existe entre el sufrimiento y el tiempo, y paso a profundizar un poco más en ésto.

Si te fijas, todos los momentos en los que has sufrido ha sido a expensas de escapar de tu presente y pensar en algo desagradable que te sucedió en el pasado o incluso quizás en algo que temas pueda sucederte en el futuro. Pero, y en este preciso instante, ¿existe algún motivo por el cual deberías sufrir? Te invito a que mires a tu alrededor y reflexiones unos segundos acerca de ésto.

Con lo que acabo de decirte no pretendo banalizar el sufrimiento que pueda experimentar ningún ser humano, sino más bien tratar de advertir el hecho de que éste constituye una elección de la propia persona, pero para adquirir una mayor comprensión al respecto quizás debamos aprender antes a distinguirlo del dolor.

El autor Eckhart Tolle nos habla muy bien acerca de este tema en su libro El poder del Ahora. Rescato a continuación un fragmento que creo que nos describe algo muy interesante:

“La atención consciente sostenida corta el vínculo entre el cuerpo-dolor y tu proceso de pensamiento, y pone en marcha el proceso de transmutación. Es como si el dolor se convirtiera en combustible para la llama de tu conciencia, que a partir de ese momento arde con más fulgor. Este es el significado esotérico del antiguo arte alquímico: la transmutación de metales inferiores en oro, o del sufrimiento en conciencia. La división interna se cura y vuelves a estar completo. A partir de entonces tu responsabilidad consiste en no crear más dolor […]”.


Te invito a leer este libro si aún no es has tenido ocasión de hacerlo, para mí es uno de los mejores libros que he leído nunca acerca de esta temática, y dicho sea de paso, es uno de mis libros favoritos sin lugar a dudas. Aquí te dejo un enlace para que puedas adquirirlo ahora:

Eckhart Tolle – El Poder del Ahora

El autor nos ofrece una conclusión reveladora, y es que el sufrimiento es en realidad el resultado de magnificar y/o prolongar nuestro dolor a través de nuestro estado mental y emocional. El dolor puede perfectamente existir, bien sea a nivel físico o a nivel emocional, pero podemos abordarlo desde la aceptación en el momento presente sin tratar de añadirle más energía negativa con nuestro pensamientos y juicios sobre el mismo, para así no crear más sufrimiento en nuestra vida. Haciendo ésto estaremos gestionando nuestro dolor de una manera sin duda más saludable y podremos recuperarnos de él más rápidamente.

Al darnos cuenta de que el sufrimiento es una elección que hacemos nosotros mismos, podemos decidir vivir este momento presente, en el cual el sufrimiento no puede subsistir, y dejarnos sorprender por el alivio que se siente, por la belleza que encierra el simple hecho de observar nuestro ahora, sin más adornos por nuestra parte.

Por otro lado, el sufrimiento tampoco debería ser visto como algo indeseable a lo que debamos tener cierta aversión, sino que podemos verlo como un mensaje encubierto que puede revelarnos mucho acerca de quiénes somos, de nuestros anhelos y nuestras necesidades. Podemos, por lo tanto, utilizar el sufrimiento a nuestro favor si sabemos interpretarlo adecuadamente y aprender de él.

Es probable que del dicho al hecho haya un trecho y nos cueste en ocasiones soltar el dolor que nos produce aquello desagradable que nos acontece, pero podemos poco a poco aprender a gestionarlo mejor para así empezar a ahorrarnos mucho tiempo de sufrimiento innecesario, siendo más felices en el camino. Nuestra actitud lo es todo, especialmente en estas situaciones, y una actitud positiva y abierta al aprendizaje es crucial para nuestro desarrollo y nuestro bienestar.

¿Y tú?¿Cómo abordas tu sufrimiento en el momento en el que éste se presenta? Me apetece mucho conocer tu experiencia respecto a este tema, así que anímate a contármelo en los comentarios :).

¡Hasta el próximo post!

Haz un alto en el camino

Spiritual practice

Si leíste mi anterior post puede que hayas tenido tiempo de reflexionar un poco estos días acerca de lo que te conté sobre el estrés y cómo éste puede tener consecuencias  tangibles en tu vida. Por otro lado, te hablé de la importancia que tiene el ser capaces de anclarnos en el presente para así evitar ser víctimas de ese exceso de futuro que nada nos aporta más allá de preocupaciones innecesarias.

Este es un tema que considero de vital importancia porque la vorágine mental en la que nos encontramos inmersos no nos permite muchas veces ver las cosas con claridad, y nos produce un sufrimiento que bien podríamos ahorrarnos tan sólo haciendo un cambio en nuestra actitud mental.

Si has ido siguiendo mis publicaciones o si has leído acerca del tema, ya debes saber que la meditación es una herramienta perfecta para vivir en el presente, y más importante aún, su práctica de manera periódica aporta beneficios que pueden marcar un antes y un después en tu vida. En uno de mis anteriores posts quise proporcionarte algunos consejos para empezar a poner en práctica la meditación en tu día a día, y te anuncié que probablemente seguiría posteando y proporcionándote recursos para que pudieras avanzar en tu práctica. Pues bien, hoy no estoy sola en mi cometido y de hecho me hace especial ilusión aprovechar este post para darte una buena noticia.

Míriam Martín, psicóloga y coach especializada en mindfulness, lanzará en breves un curso  que a mi parecer no deberías perderte por nada del mundo. Se trata de un curso de 21 días de meditación en el que te proporcionará todas las herramientas que necesitas para empezar de una vez por todas a meditar de forma efectiva.

A mí me habría gustado tener algo así cuando empecé a meditar pero mi experiencia acabó siendo más autodidacta, así que quisiera que tú tuvieras el máximo número de recursos posible a tu alcance para que no albergues dudas y empieces a apostar por el bienestar que la meditación puede proporcionarte.

Creo que esta podría ser una buena oportunidad para ti porque por experiencia te digo que el precio del curso no tiene nada que envidiarle a otros similares que yo haya visto,  especialmente si te apuntas durante los primeros días. Aquí te dejo el enlace para que puedas apuntarte desde hoy mismo:

Curso ’21 días de Mindfulness y Meditación guiada’

Esperando que te sea de utilidad te invito como siempre a compartirme tu experiencia con la meditación en los comentarios y aprovecho para desearte un buen inicio de semana. ¡Nos vemos en el próximo post! 🙂

El mayor reto de tu vida

relaxed young woman at home
beautiful young woman relax and work on laptop computer while listening music on heaphones and read book at home

En el post anterior te di mi perspectiva personal acerca de lo que considero que para mí es tener éxito en la vida, y te di algunas claves que pueden allanarte un poco el camino a lo largo de tu búsqueda. Quizás te hiciera reflexionar un poco lo que te conté y te llevara a cuestionarte algunas cosas, o quizás ya estás viviendo una vida acorde con tus deseos y te sentiste identificado con mi filosofía. Si no tuviste ocasión de leerlo aquí te lo rescato para que puedas hacerlo ahora: Tu camino hacia el Éxito.

Pues bien, el post de hoy viene un poco a colación de lo que viste en el último post, y ello es debido a que este tema me interesa profundamente y creo que es verdaderamente importante, puesto que plantea algo que yo considero que es un reto de grandes magnitudes, probablemente el mayor reto con el que tanto tú como yo nos vayamos a encontrar a lo largo de nuestra vida. ¿Lo has adivinado ya? No sufras que te lo digo…Para mí el mayor reto de todos es sin duda el de ser uno mismo, y paso a contarte los motivos por los que creo que es así.

En primer lugar nacemos en un lugar y entorno determinados, que para bien o para mal no escogemos nosotros. Generalmente tampoco escogemos la educación recibida, al menos en los primeros años de vida, que tan cruciales son para nuestro desarrollo. Durante la etapa infantil y adolescente se forja lo que conocemos como identidad y ésta se basa en las creencias que hayamos adoptado de la mano de una multitud de estímulos externos (ámbito social, medios de comunicación, etc.). No es difícil deducir que a la llegada de la edad adulta dispongamos ya de muchos condicionamientos mentales que de manera inconsciente hemos ido haciendo nuestros con el paso de los años, y que influyen en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. Estos filtros no son fáciles de detectar en muchas ocasiones, pero están ahí, ejerciendo su influencia sin que tú siquiera seas consciente de ello la mayoría de las veces.

Entonces…¿Qué es ser uno mismo? Para mí ser uno mismo es mirar más allá de dichos condicionamientos, de dichas creencias, de entrar en las profundidades de nuestro corazón y preguntarnos quiénes somos y a dónde queremos ir en nuestra vida. Ser uno mismo es un ejercicio de total honestidad, de respeto hacia uno mismo, que indefectiblemente contribuirá a nuestro bienestar porque estaremos actuando desde nuestra verdad y no para complacer a terceras personas.

Para que entiendas un poco mejor de lo que te hablo, paso a listarte una serie de afirmaciones que seguramente hayas pronunciado en tu mente alguna vez en tu vida y te hayan causado más de un quebradero de cabeza:

– Cuanto me gustaría hacer… (X), pero… (Y).
– Si yo fuera/tuviera… (X), entonces… (Y).
– Quisiera decirle… (X), pero… (Y).
– Otras mutaciones de las afirmaciones anteriores.

¿Te suena?

Todas ellas guardan algo en común…provienen del miedo. No conozco mayor obstáculo para ser uno mismo que el miedo, el miedo a múltiples cosas, a no ser lo suficientemente bueno, a no tener la aprobación de los demás, a equivocarte o fracasar…Pero cómo podrías equivocarte siendo tú mismo? No hablo de una equivocación basada en los condicionamientos sociales sino en algo más profundo, espero que me entiendas. Se trata de una equivocación que en realidad no es tal sino tal vez un suceso que no esperabas o que no habías predecido, pero que nació de una acción honesta al fin y al cabo, y eso para mí tiene mucho valor.

Lo que yo te propongo es no agobiarte con ninguna de las afirmaciones que tantas veces has pensado ya y no te han llevado a nada. En su lugar, te invito a partir de ahora a vivir más en el presente, vivir desde la honestidad que constituye ser tú mismo, actuando como verdaderamente sientas, escuchándote en el silencio y averiguando qué hay detrás de todo el ruido mental que muchas veces te impide ver con claridad. Trata de actuar desde esta nueva perspectiva, y por supuesto siempre desde el amor y el respeto hacia los demás.

Ser tú mismo es algo que debes hacer ahora, en este momento, porque es lo único que tienes. Ser tú mismo no debería esperar a mañana o de aquí a un año, puesto que el tiempo lamentablemente es limitado y creo que en ello reside una razón importante: se nos pone a prueba para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos durante el tiempo que se nos ha dado. Pero para ello, debes conocerte muy bien, debes mirar en lo profundo de tu ser, ver tus debilidades que necesitan de tu atención para ser sanadas, así como tus fortalezas para que puedas utilizarlas a tu favor.

Avanza hacia lo que quieres, hazlo ahora, traza un plan. No hay tiempo que perder.

Nuevamente, la meditación puede ser una fantástica herramienta para llevar a cabo la difícil tarea de ser tú mismo, de mirar hacia dentro y tomar las decisiones adecuadas para ti en tu camino de vivir, y en últimas, de ser feliz y estar en paz con todo y con todos.

Espero que este post te haya sido de utilidad y desearía conocer tu punto de vista, así que te invito a dejármelo en los comentarios :).

¡Hasta el próximo post!

¡Se bienvenido!

 

Welcome on Green Road Sign
Welcome on Green Road Sign

De todas las veces que he podido ser lectora de blogs en la red jamás pensé que algún día podría saltar al otro lado y convertirme en la mente detrás del texto. A decir verdad, siempre me ha gustado escribir pero nunca se me pasó por la cabeza que dicha afición pudiera convertirse en algo que pudiera ofrecer al público en general, y en particular a aquellos que se sientan atraídos por los temas que aquí se debatirán.

Hoy me complace darte la bienvenida a meditadamente, un juego de palabras que utilizo para  referirme a la esencia de este blog: un espacio que persigue escudriñar temáticas diversas que giran en torno al fenómeno de la mente, y que en muchas ocasiones tratan de ir más allá (algo que se hace en meditación es precisamente eso, trascender la actividad mental para llegar a nuestra esencia).

Un tema del que se sabe tanto y a la vez tan poco me parece digno de ser explorado y comentado. Más aún, de dicha comprensión surgen una multitud de herramientas que pueden contribuir a nuestro desarrollo personal y ayudarnos en la consecución de nuestras metas, mejorando así nuestras vidas significativamente para vivirlas en toda su plenitud.

En este espacio que hoy inauguro pretendo navegar entre lo científico y lo filosófico, dando cabida a temas que me inquietan, me hacen pensar y que me apetece compartir contigo, contándote en el camino mi humilde experiencia de vida.

Asimismo, te invito a que compartas tu propio punto de vista para hacer de este espacio un lugar para la conversación, la elucubración y el intercambio de conocimientos (soy maestra, pero ante todo aprendiz 🙂 ).

Sin querer extenderme mucho más, aprovecho la ocasión para hacerte una pregunta, y así empezar a conocernos un poco:

¿Te has parado a pensar qué impacto tienen nuestros hábitos en nuestra vida cotidiana?

Yo sí me lo he preguntado en más de una ocasión, y por ello dedicaré la siguiente sección  Buenos hábitos, malos hábitos a hablar de ello, así que permanece atento!