Mes: octubre 2016

El mayor reto de tu vida

relaxed young woman at home
beautiful young woman relax and work on laptop computer while listening music on heaphones and read book at home

En el post anterior te di mi perspectiva personal acerca de lo que considero que para mí es tener éxito en la vida, y te di algunas claves que pueden allanarte un poco el camino a lo largo de tu búsqueda. Quizás te hiciera reflexionar un poco lo que te conté y te llevara a cuestionarte algunas cosas, o quizás ya estás viviendo una vida acorde con tus deseos y te sentiste identificado con mi filosofía. Si no tuviste ocasión de leerlo aquí te lo rescato para que puedas hacerlo ahora: Tu camino hacia el Éxito.

Pues bien, el post de hoy viene un poco a colación de lo que viste en el último post, y ello es debido a que este tema me interesa profundamente y creo que es verdaderamente importante, puesto que plantea algo que yo considero que es un reto de grandes magnitudes, probablemente el mayor reto con el que tanto tú como yo nos vayamos a encontrar a lo largo de nuestra vida. ¿Lo has adivinado ya? No sufras que te lo digo…Para mí el mayor reto de todos es sin duda el de ser uno mismo, y paso a contarte los motivos por los que creo que es así.

En primer lugar nacemos en un lugar y entorno determinados, que para bien o para mal no escogemos nosotros. Generalmente tampoco escogemos la educación recibida, al menos en los primeros años de vida, que tan cruciales son para nuestro desarrollo. Durante la etapa infantil y adolescente se forja lo que conocemos como identidad y ésta se basa en las creencias que hayamos adoptado de la mano de una multitud de estímulos externos (ámbito social, medios de comunicación, etc.). No es difícil deducir que a la llegada de la edad adulta dispongamos ya de muchos condicionamientos mentales que de manera inconsciente hemos ido haciendo nuestros con el paso de los años, y que influyen en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. Estos filtros no son fáciles de detectar en muchas ocasiones, pero están ahí, ejerciendo su influencia sin que tú siquiera seas consciente de ello la mayoría de las veces.

Entonces…¿Qué es ser uno mismo? Para mí ser uno mismo es mirar más allá de dichos condicionamientos, de dichas creencias, de entrar en las profundidades de nuestro corazón y preguntarnos quiénes somos y a dónde queremos ir en nuestra vida. Ser uno mismo es un ejercicio de total honestidad, de respeto hacia uno mismo, que indefectiblemente contribuirá a nuestro bienestar porque estaremos actuando desde nuestra verdad y no para complacer a terceras personas.

Para que entiendas un poco mejor de lo que te hablo, paso a listarte una serie de afirmaciones que seguramente hayas pronunciado en tu mente alguna vez en tu vida y te hayan causado más de un quebradero de cabeza:

– Cuanto me gustaría hacer… (X), pero… (Y).
– Si yo fuera/tuviera… (X), entonces… (Y).
– Quisiera decirle… (X), pero… (Y).
– Otras mutaciones de las afirmaciones anteriores.

¿Te suena?

Todas ellas guardan algo en común…provienen del miedo. No conozco mayor obstáculo para ser uno mismo que el miedo, el miedo a múltiples cosas, a no ser lo suficientemente bueno, a no tener la aprobación de los demás, a equivocarte o fracasar…Pero cómo podrías equivocarte siendo tú mismo? No hablo de una equivocación basada en los condicionamientos sociales sino en algo más profundo, espero que me entiendas. Se trata de una equivocación que en realidad no es tal sino tal vez un suceso que no esperabas o que no habías predecido, pero que nació de una acción honesta al fin y al cabo, y eso para mí tiene mucho valor.

Lo que yo te propongo es no agobiarte con ninguna de las afirmaciones que tantas veces has pensado ya y no te han llevado a nada. En su lugar, te invito a partir de ahora a vivir más en el presente, vivir desde la honestidad que constituye ser tú mismo, actuando como verdaderamente sientas, escuchándote en el silencio y averiguando qué hay detrás de todo el ruido mental que muchas veces te impide ver con claridad. Trata de actuar desde esta nueva perspectiva, y por supuesto siempre desde el amor y el respeto hacia los demás.

Ser tú mismo es algo que debes hacer ahora, en este momento, porque es lo único que tienes. Ser tú mismo no debería esperar a mañana o de aquí a un año, puesto que el tiempo lamentablemente es limitado y creo que en ello reside una razón importante: se nos pone a prueba para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos durante el tiempo que se nos ha dado. Pero para ello, debes conocerte muy bien, debes mirar en lo profundo de tu ser, ver tus debilidades que necesitan de tu atención para ser sanadas, así como tus fortalezas para que puedas utilizarlas a tu favor.

Avanza hacia lo que quieres, hazlo ahora, traza un plan. No hay tiempo que perder.

Nuevamente, la meditación puede ser una fantástica herramienta para llevar a cabo la difícil tarea de ser tú mismo, de mirar hacia dentro y tomar las decisiones adecuadas para ti en tu camino de vivir, y en últimas, de ser feliz y estar en paz con todo y con todos.

Espero que este post te haya sido de utilidad y desearía conocer tu punto de vista, así que te invito a dejármelo en los comentarios :).

¡Hasta el próximo post!

Tu camino hacia el Éxito

relaxed young man at home on balcony
handsome young man relaxing and working on laptop computer at home balcony while looking sunset

¿Qué te dice la palabra éxito? A mí personalmente es una de las que más me gustan en la actualidad por  la connotación tan positiva que contiene y la inspiración que produce nada más escucharla.

Ahora bien, si tuviera que escoger una definición única para expresar lo que éxito significa me sería difícil, puesto que creo que su significado dependerá del que cada persona le dé desde su propia perspectiva vital, y ello creo que no hace sino añadirle más interés aún si cabe a este concepto tan codiciado y perseguido por el ser humano.

Veamos las distintas acepciones que propone la RAE al respecto:

1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.

2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.

3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Aunque creo que estas definiciones son bastante acertadas, a mí personalmente me gusta definir el éxito como algo más genérico que englobe toda nuestra vida. Desde esta perspectiva, el éxito deja de ser algo sujeto a un resultado concreto o una situación determinada, y más bien se convierte en una actitud: vivir la vida de la forma en la que sentimos que debemos vivirla, manteniendo siempre una coherencia entre lo que sentimos y lo que hacemos; ése sería el verdadero significado del éxito para mí. Y es que, podemos lograr muchas cosas a lo largo de nuestra vida de toda índole, podemos considerar que hemos tenido éxito en todas ellas, pero al final del día tendríamos que revisar si estamos andando el camino que quisiéramos andar en el fondo de nuestro corazón. Si esto que digo te resulta familiar, ten cuidado porque podrías estar teniendo éxito a los ojos de los demás pero quizás no desde tu punto de vista, de modo que nunca es tarde para reflexionar sobre ello.

En últimas, considero que puedo ser una persona de éxito si consigo ser feliz en el camino de vivir, de acuerdo a mis principios y  haciendo lo que siento que he venido a hacer en este mundo. Este ejercicio de honestidad y respeto hacia uno mismo trae consigo un regalo muy valioso que no tiene precio: un sentimiento de tranquilidad y de paz que te acompañará allá donde vayas porque sabrás que estás haciendo las cosas bien. 

Si quieres vivir una vida de éxito que responda a tus deseos más profundos y se alinee con tu filosofía de vida aquí te traigo algunos consejos que espero te alumbren un poquito el camino:

  • Ten claridad.- La vida que deseas vivir es posible, pero primero debes definir cómo quieres que sea esa vida. La claridad es algo indispensable antes de tomar cualquier acción, no importa de qué se trate, y en el caso de tu propia vida te encuentras ante un ejercicio importante que exigirá de mucha honestidad por tu parte. Tómate tu tiempo en este punto, y detecta qué cosas necesitas cambiar y cuáles ya están bien como están.
  • Planifica bien tu estrategia.- Sea lo que sea siempre es conveniente tener un plan, una dirección a seguir. No es necesario que tu estrategia sea de lo más compleja pero sí que sepas los pasos a tomar en cada momento para llegar a donde quieras llegar (y digo en cada momento, porque no es necesario predecir todo lo que va a ocurrir, algo con lo que las personas a veces nos agobiamos en exceso).
  • Ten confianza en ti mismo.- En ocasiones sabemos de sobras lo que queremos llevar a cabo pero nunca llegamos a tomar acción y acabamos por quedarnos donde estamos. ¿Te resulta familiar? Esa estaticidad puede ser muy perjudicial y no contribuye en absoluto a tu desarrollo, de modo que es imperativo romper con ella cuanto antes. Habiendo trazado un plan limítate a dar el primer paso y deja que las cosas vayan fluyendo poco a poco, sin dejarte distraer por las dudas. Recuerda que cuanto más avances más cerca estarás de tu meta.
  • Olvídate de los demás.- Aunque es importante que tengas gente alrededor que te apoye y aconseje en momentos difíciles, no caigas en la trampa de quererlos complacer. Recuerda que antes que nadie tú eres la persona que mejor te conoce y sabe lo que es mejor para ti; si cumples las expectativas de otros quizás puedas hacerles felices a ellos pero jamás serás feliz tú.
  • Examina tu felicidad.- De vez en cuando considero que puede ser una buena idea revisar el punto en el que te encuentras actualmente y si estás caminando hacia donde deseas llegar, o si bien te has desviado un poco del camino sin darte cuenta y te has alejado de lo que verdaderamente te hace feliz. Hacer este ejercicio periódicamente puede serte de utilidad para asegurarte de que todo marche como debería y evitar posibles decepciones o frustraciones en el futuro por haber tomado decisiones que no estaban alineadas con tu propósito.

 

¿Y tú? ¿Puedes afirmar que has conquistado el éxito en tu vida? ¡Cuéntamelo en los comentarios! 🙂